Home » Noticias » El cielo en agosto de 2020

El cielo en agosto de 2020

Publicado en: Noticias

¡Bienvenido mes de agosto! En esta sección te contamos qué objetos celestes y fenómenos astronómicos interesantes se pueden ver cada mes desde Canarias.
En agosto, podrás apreciar a simple vista la estrella Spica (o Espiga), que pertenece a la constelación de Virgo (la Virgen). Aparece como la estrella más brillante mirando justo por encima del horizonte oeste en la primera parte de la noche. Su nombre viene del griego y significa “espiga de trigo”, mientras que para los romanos simbolizaba a Ceres, diosa de la agricultura.

El 3 de agosto de 2020 habrá luna llena, por tanto su intenso brillo esconderá la mayoría de los objetos visibles.
El día 19 nuestro satélite se encontrará en fase de luna nueva, por tanto será un buen momento para disfrutar de los objetos más débiles a través de un telescopio amateur. Por ejemplo, en nuestras actividades de observación astronómica, solemos apuntar al cúmulo globular de Hércules (M13) o a la nebulosa de la Laguna (M8), entre otros.

La Nebulosa de la Laguna se encuentra cerca de la región del cielo que ocupa la constelación del Sagitario.
Igual que el mes pasado, te proponemos un desafío: intenta reconocer la forma de este personaje mitológico, un centauro sosteniendo un arco. ¿Complicado, verdad? Te damos una pista: ¡también se parece a una tetera!

En la fase de luna menguante ocurrirá un fenómeno astronómico muy popular: la lluvia de estrellas de las Perséidas, también conocidas como “Lágrimas de San Lorenzo”. En esta fase de la luna, durante el pico máximo de las Perséidas, que tendrá lugar entre el 10 y 12 de agosto, nuestro satélite saldrá después de las 12 de la noche, por tanto tendremos a disposición la primera parte de la noche para disfrutar del espectáculo.
Pero, ¿qué son las Perséidas? Son de verdad estrellas que caen del cielo? Nada de lo que preocuparse.
Aunque se llamen estrellas fugaces, son realmente pequeñas partículas de roca que al entrar en la atmósfera de la Tierra se queman por la fricción. El típico trazo luminoso que vemos, se debe a la ionización del aire a su alrededor.

¿Y de dónde salen esas partículas de roca? Son los restos liberados por el cometa Swift-Tuttle en sus pasos anteriores por el sistema solar. Cada año por estas fechas nuestro planeta cruza la órbita del cometa Swift-Tuttle, que tiene un período de 130 años y que pasó cerca del Sol por última vez en 1992.
Durante las noches del pico de actividad, podríamos llegar a apreciar hasta 100 meteoros por hora, aunque este número depende mucho de las condiciones de observación: es imprescindible contar con un cielo muy limpio y oscuro, y en La Palma tenemos la suerte de tener este recurso natural tan valioso e importante.