Home » Noticias » El cielo en julio de 2020

El cielo en julio de 2020

Publicado en: Noticias

¡Bienvenido mes de julio! En esta sección te contamos qué objetos celestes y fenómenos astronómicos interesantes se pueden ver cada mes desde Canarias.

En julio, podrás apreciar a simple vista tres estrellas muy brillantes que destacan en el firmamento porque forman un triángulo, el conocido “triángulo de verano”. ¿Te acuerdas de la estrella Vega que nombramos en la entrada anterior? Pues si trazamos una línea imaginaria que une Vega, Deneb y Altair, obtenemos dicho triángulo.

Deneb es la estrella más brillante de la constelación del Cisne, mientras que Altair es la más brillante de la constelación del Águila. Estas tres estrellas se pueden localizar mirando hacia el noreste en la primera parte de la noche, y conforme van pasando las horas, el movimiento de la bóveda celeste (es decir, de nuestro propio planeta), hará que el triángulo de verano se vea más desplazado hacia el sur y sucesivamente hacia el oeste antes del amanecer.

El 5 de julio habrá luna llena, por tanto su intenso brillo esconderá la mayoría de los objetos visibles.

El mismo día se producirá un eclipse penumbral de Luna. A continuación más detalles para la isla de La Palma:

  • A las 4:07 empieza el eclipse (¡Habrá que madrugar!).
  • A las 5:29 se producirá la fase del máximo.
  • A las 6:52 terminará el eclipse. A esa hora la Luna estará cerca del horizonte oeste, por tanto los mejores lugares para observar nuestro satélite son los más elevados o los que tienen vista directa al horizonte suroeste sin la obstrucción de árboles o edificios.

¡Ojo! Los eclipses penumbrales no son tan espectaculares como los eclipses parciales o totales, puesto que la Luna no llega a entrar en la sombra de la Tierra, por tanto la superficie de nuestro satélite sólo se verá ligeramente oscurecida, pero no llegará a tener ese color rojo más o menos intenso como en los otros tipos de eclipse.

El día 20 nuestro satélite se encontrará en fase de luna nueva, por tanto será un buen momento para disfrutar de los objetos más débiles a través de un telescopio amateur. Por ejemplo, en nuestras actividades de observación astronómica, solemos apuntar a la nebulosa Trífida (M20) o el cúmulo abierto de la Mariposa (M6), entre otros.

Te proponemos un desafío: busca la forma de una mariposa mirando este precioso cúmulo de estrellas, incluso con unos potentes prismáticos. ¡Ojo! Según la hora y el día, la mariposa va cambiando su posición (aunque no su forma), debido al movimiento de rotación de la Tierra, por tanto ¡no te preocupes si la ves bocabajo!

Este mes se podrá disfrutar de la Vía Láctea en todo su esplendor: este es el nombre que recibe esa tenue banda de luz que se ve en el cielo, muy parecida a una nube blanquecina. También se conoce como “camino de leche” o “camino de Santiago” y representa el centro de nuestra Galaxia (llamada con el mismo nombre, “Vía Láctea”).

¿Y por qué se ve así? La Vía Láctea no es sino un conglomerado de muchísimas estrellas, demasiado débiles para poder reconocerse individualmente, pero sí en su conjunto.

Ten en cuenta que sólo en nuestra Galaxia ¡hay más de 200 mil millones de estrellas!

Durante toda la noche harán acto de presencia los dos planetas gigantes del sistema solar: Júpiter y Saturno, este último visible con sus anillos incluso a través de unos prismáticos.

En la segunda quincena del mes, empezaremos a ver alguna Perséida, de las famosas “Lágrimas de San Lorenzo” que alcanza su pico máximo en Agosto. Hablaremos más detenidamente de este fenómeno el próximo mes, así que ¡no te lo pierdas!